lunes, 12 de junio de 2017

Todo es una Ilusión

Crecemos pensando y creyendo que el mundo y la realidad en la que existimos en es algo tangible y físico, y que es así como se percibe.
 
Sin embargo, este proceso de pensamiento no sólo se vuelve desilusionado con varios fenómenos difíciles de explicar, pero las percepciones son entendidas tan e subjetivamente que no reflejan una realidad objetiva, si tal realidad siquiera existe.
 
Con los importantes avances en el conocimiento y la información obtenida por la raza humana en su historia más reciente, los cambios radicales en la forma en que se percibe la realidad se están formulando. 
 
Cuando el universo una vez fue visto como un espacio vacío, con fragmentos de materia esparcidos que ahora están siendo vistos como una proyección holográfica derivada de una realidad primaria invisible a nuestros instrumentos biológicos y tecnológicos. 
 
La evidencia de una realidad holográfica se está volviendo muy abundante; demasiado para ser ignorada.
 
Lo que le da más credibilidad es que aquellos que han experimentado estados de conciencia más elevados y escalones de la realidad a través de la meditación, proyección astral, o enteógenos han estado proclamando las mismas reflexiones y aforismos holografescos. 
 
Para dar sólo un ejemplo, se produjo la investigación realizada en 1982 en la Universidad de París, que descubrieron que bajo ciertas circunstancias las partículas subatómicas como los electrones son capaces  de instantáneamente comunicarse entre sí independientemente de la distancia que los separa. No importaba si eran 10 pies o 10 mil millones millas de distancia.
 
De alguna manera cada partícula siempre parecía saber lo que hacía la otra.
 
El gran físico David Bohm creía que estos resultados implican que la realidad objetiva no existe, que a pesar de su aparente solidez, el universo es en el fondo un fantasma, un gigantesco y espléndidamente detallado holograma.  
 
Dentro de un holograma, todo está dentro de la parte. No importa cuántas veces se divide el conjunto, la parte siempre contendrá su totalidad.
 
Así como las realizaciones de mayor conciencia muestran que cada parte, tan aparentemente pequeña o independiente, es la realidad total y la Fuente de la realidad misma, contiene esa misma fuente y vice-versa.
 
La deducción de los experimentos holográficos concluyen que la autonomía y la separación son una ilusión (maya) y que todo es uno.

La Unidad es un concepto encontrado en el aparentemente cada vez mayor sistema de creencias aparentemente que se manifiesta en el ámbito de la conciencia humana, por lo que sólo envalentona os recientes descubrimientos relacionados a nuestra realidad manifiesta. Si este es de hecho el caso, (y suficiente evidencia muestra que lo es) entonces, el universo es en sí mismo una proyección, un holograma.
 
Si la aparente separación de las partículas subatómicas es ilusoria, significa que en un nivel más profundo de la realidad, todas las cosas en el universo están infinitamente interconectadas.
 
Los electrones en un átomo de carbono en el cerebro humano están conectados a las partículas subatómicas que componen cada salmón que nada, cada corazón que late y cada estrella que brilla en el cielo. La Unidad prevalece.

En 
un universo holográfico, incluso el tiempo y el espacio ya no pueden ser considerados como fundamentales. Debido a que conceptos tales como la ubicación se descomponen en un universo en el que nada es verdaderamente independiente de cualquier otra cosa, el tiempo y el espacio tridimensional, como las imágenes de los peces en los monitores de televisión, también tendrían que ser vistos como proyecciones de este orden más profundo.
 
En su nivel más profundo, la realidad es una especie de super-holograma en el que el pasado, el presente y el futuro existen simultáneamente. 
 
El universo en tres dimensiones en que vivimos es el holograma creado a partir de una realidad primaria que está fuera del espacio y el tiempo, por lo que es una copia de algo "real", por lo que tendría sentido en tal caso que nuestro verdadero yo está en otra realidad.
 
Nuestra conciencia es nuestro yo real. La Conciencia es todo, y por lo tanto, no es nada, ya que todo lo que es, es la conciencia. 
 
Para seguir reforzando el caso de una realidad holográfica, considere lo siguiente:
  • Un universo holográfico explica casi todas las experiencias paranormales y místicas.
     
  • Las Experiencias Cercanas a la Muerte pueden ser explicadas por un universo holográfico, en el que la muerte es un cambio en la conciencia de una persona de un nivel del holograma de la realidad a otro.
     
  • Los actuales modelos neurofisiológicos del cerebro son insuficientes y sólo un modelo holográfico puede explicar cosas como experiencias arquetípicas, encuentros con el inconsciente colectivo, y otros fenómenos inusuales experimentados durante los estados alterados de conciencia.
     
  • Un modelo holográfico para el universo explica los sueños lúcido, en los que esos sueños son visitas a realidades paralelas.
     
  • Las Sincronicidades pueden ser explicadas por el modelo holográfico. Nuestros procesos de pensamiento están mucho más íntimamente conectados con el mundo físico de lo que se pensaba anteriormente. También tenga en cuenta que las sincronicidades tienden a alcanzar su punto máximo justo antes de una nueva comprensión o conocimiento.
     
  • La telepatía, la precognición, sentimientos místicos de unidad con el universo, e incluso psicokinesis pueden explicarse mediante el modelo holográfico.
     
  • La holografía puede explicar cómo nuestro cerebro puede almacenar tantos recuerdos en tan poco espacio (nuestro cerebro puede almacenar 280.000.000.000.000.000.000 bits de información).
     
  • La holografía también puede explicar cómo somos capaces de recordar y olvidar, cómo somos capaces de tener memoria asociativa, como tenemos la capacidad de reconocer objetos familiares, como tenemos la capacidad para la transferencia de nuevas habilidades, como tenemos la capacidad de construir un mundo "allá afuera", ¿cómo podemos tener "sensaciones del miembro fantasma", y cómo somos capaces de tener una memoria fotográfica.
     
  • El cerebro en sí, por lo tanto, sería una proyección holográfica creada a partir de una realidad primaria fuera del espacio y del tiempo.
Todas las realidades relativas son creadas por la conciencia que existe en relación a sí misma.
"Nosotros somos esa conciencia. Somos esa conciencia que existe en relación a sí misma e interactúa con ella misma."
No hay nada más. Ninguna de las cosas que percibimos como separadas tiene una existencia independiente, ya que todos son en realidad extensiones relacionales de la unidad subyacente de la conciencia. La realidad física es un producto de la conciencia. 
La conciencia no es un producto de la realidad física.
 
La realidad física no interactúa consigo misma en alguna manera desconocida para causar que la conciencia venga a la existencia. La conciencia, en el proceso de la reiterada y progresiva relación consigo misma se convierte en la conciencia de la experiencia, y por lo tanto crea la realidad física. 
Hay realizaciones respecto a la que naturaleza del universo es una proyección holográfica, a través de la experiencia de la iluminación. Una vez que 
la iluminación es experimentada, se puede entender exactamente cómo funciona el universo holográfico y es, en efecto, muy real.
 
Llega una comprensión de que somos seres multidimensionales que existimos simultáneamente en muchos niveles de la realidad cuántica. 
No hay ninguna razón para molestarse, enojarse, estresarse, etc., sobre las cosas que suceden en la propia realidad física, que es la dimensión más baja de nuestra conciencia, porque todo es trivial en el gran esquema de las cosas.
 
Centrándose en los aspectos específicos de la realidad puede desviarse uno mismo de descubrir y darse cuenta de la razón por la que él o ella existen en estos momentos. Por eso, una de las medidas para alcanzar la iluminación es reemplazar el miedo y la ira con asombro y curiosidad. 
 
¿Ha experimentado un cambio de percepción acerca de la realidad todavía? Por lo menos, espero que usted seas capaz de ampliar ahora su mente a los reinos anteriormente no visitados. La Realidad es un lugar misterioso y emocionante. 
 
Seamos todos exploradores de esta encantadora experiencia de vida
 
Fuente:https://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_holouniverse18.htm
 
Con amor,...in lak’ech – hala ken,...ubuntu,...namaste!!!...Daniel.