domingo, 30 de diciembre de 2012

Ejercicio para comenzar el 2013 con buenas vibraciones

 
Ejercicio para comenzar el 2013 con buenas vibraciones
Siente este momento

Trata de detener tu mente y sólo dedícate a sentir este momento en el lugar en que te encuentras, siente tu respiración…, como el aire entra dentro de ti y sale.

Dónde estás es el aquí y el momento es el ahora. Detén tus pensamientos y disfruta el AQUÍ y el AHORA.

Lo más probable es que al querer detener tus pensamientos una avalancha de ellos lleguen a tu mente, no los rechaces, simplemente obsérvalos y verás cómo se diluyen…, si te resistes a ellos les das energías para que se hagan más fuertes. No les hagas caso, siente tu respiración…, inspira, espira… inspira, espira…inspira, espira.

Siente la plenitud de éste momento. Ten presente que una vez que pase no volverás a vivirlo nunca más. No lo estropees con pensamientos o emociones negativas. Afirma:
YO SOY AMOR, YO SOY ALEGRÍA, YO SOY SALUD, YO SOY PAZ, YO SOY RIQUEZA,
…y en cada espiración irradia…
 AMOR, ALEGRÍA, SALUD, PAZ y RIQUEZA,
...por todo el mundo.

Aprovecha al máximo cada instante de tu vida. Tener pensamientos positivos y constructivos en este instante determina un futuro constructivo y positivo.

Lo que haces o piensas en cada momento no sólo afecta dicho momento sino que determina los momentos futuros.

Pensamientos y emociones positivas te hacen vibrar atrayendo experiencias positivas a tu vida.

ÁMATE, si no empiezas por amarte a ti mismo… ¿Cómo puedes llegar a amar a los demás?

No importa cómo estés, tus pensamientos pueden llegar a cambiarlo todo, lo más importante lo tienes, ESTÁS VIVO, y mientras haya vida todo es posible.

…YO SOY AMOR, YO SOY ALEGRÍA, YO SOY SALUD, YO SOY PAZ, YO SOY RIQUEZA, YO SOY ARMONÍA…
¡¡¡YO SOY EN EL AQUÍ Y EL AHORA!!!

El pasado ya pasó, el futuro nadie lo sabe, sólo existe el presente que se llama así porque es un regalo que te hace la vida para que crezcas como ser humano. Vívela lo más conscientemente posible, siéntela desde lo más profundo de ti y llévala siempre a flor de piel, irradiando a todo y a todos, disfrutando de cada momento que te toque vivir.
Brindemos al llegar el año nuevo:
¡¡¡POR UN 2013 PLENO de AMOR, ALEGRÍA, SALUD, PAZ,
RIQUEZA y ARMONÍA!!!

Por un mundo mejor,…con amor, namaste, Daniel.
 

sábado, 29 de diciembre de 2012

Por un 2013 con Amor


 
El amor es ENERGÍA que viene de la Energía Universal Creadora. El amor es un estado de completa felicidad, se disfruta cuando uno se abandona en el sentimiento y deja que todo fluya sin obstáculos.

Los seres se están encontrando para activar la nueva conciencia del amor y así poder sacar lo mejor de sí y crecer espiritualmente, porque el amor es el camino más genuino para el nuevo crecimiento interior. Desde el amor sin condicionamientos ni expectativas las almas están sanando viejas heridas de soledades y abandonos y están creando un estado interior más pleno y seguro.

El amor es amor y nada más, no se encadena a ningún contrato o filiación. Si deseas vivir con la persona amada, vive. Pero no pongas obstáculos en la convivencia, no exijas al otro lo que éste no tiene para dar, no le compliques la vida con reclamos. Deja que la relación fluya libremente. Respeta sus espacios, sus tiempos, sus gustos y que te respete a ti. No sientas obligaciones en ningún momento, ni sometimiento o dependencia. No calles lo que sientes, pero habla con dulzura.

Hay muchas maneras de comprometerse en las relaciones y uno cree que todo eso es amor, generalmente es dependencia emocional, necesidad de que otro llene tus vacíos y encima, los llena mal. No busques el amor afuera. Tienes que aprender a generarlo desde tu centro cardíaco, llenar tu aura, tu mente, tus palabras del amor que tomarás del Amor Universal y luego expresarlo. Todo en tu entorno vibrará en el amor y no habrá más carencias ni abandonos.

Reflexiona sobre estos aspectos: ¿Por qué cargas al amor con tantos condicionamientos?: Te amo aunque…, te amo porque…, te amo pero….El verdadero amor no es nada de todo eso. El amor es un sentimiento que fluye puro, sin distorsiones. Una cosa es convivir y compartir la vida con alguien y otra cosa es amar a alguien. Lo ideal es que se den ambas cosas juntas. Pero si no lo has logrado y convives con alguien a quien ya no amas, clarifica tu interior, acepta la realidad y no eches culpas afuera, en tu camino de evolución estaba el desamor para que ahora busques el amor, que no es sólo tener a otro, sino poder relacionarte amorosamente con TODOS.

Si en el plano humano no encuentras cómo llenar tu vacío de amor, comienza una tarea de crecimiento interior para conectar la Fuente Eterna de Amor Universal y entonces estarás vibrando también en el amor humano.

El amor está llamado a cubrir el Universo… pero mientras no nos demos cuenta que somos nosotros los que tenemos que llamar, invocar, fabricar, ese amor y luego proyectarlo… el amor no puede conocerse, no puede proyectarse, no puede operar en la humanidad… porque eso depende de nosotros y no de otras fuerzas cósmicas.

Nosotros somos antenas cósmicas para recibir información, y difundirla y entonces de esa forma poder producir mayor inquietud por conocer, que es lo que está sucediendo en esta Nueva Era.

La verdadera conciencia de amor comienza a entenderse ahora, en la medida en que salimos de todo tipo de creencias limitadoras. Los verdaderos sentimientos que restaurarán nuestra vida están fluyendo desde una dimensión superior de compresión de la vida, donde el Ser encuentra su resonancia espiritual y puede conectar el amor en su esencia pura.

Para gran parte de la humanidad, en estos momentos, el amor está mezclado con necesidades sexuales, fantasías culturales, reemplaza carencias. Depende de las creencias de cada individuo que el amor dé felicidad o produzca dolor.

Muchos ya han comprobado que con la cabeza no se ama. El sentimiento amoroso es una energía, de determinada frecuencia vibracional que se condensa en el chakra cardíaco y desde allí sale y se expresa. Quienes tienen bloqueos energéticos en el centro cardiaco no pueden expresar esta energía con facilidad y se sienten solos y angustiados. Cuando este centro vibra en una determinada frecuencia y entra en resonancia con otro ser que está en la misma frecuencia se produce un intercambio amoroso pleno. Esto puede darse una sola vez, varias veces, por mucho tiempo, por toda la vida humana. Todo depende de la capacidad para mantener esa sintonía.

Es por ello que el amor no pide ni da: se expresa.

A veces encuentra resonancia y respuesta y otras veces no. Con la excusa de ‘lo hice por amor’, se esconden muchísimas formas de manipulaciones, resentimientos, necesidad de poder o de dependencia. ¡Basta de telenovelas!

Después de comprender este nuevo concepto de amor, no tiene sentido hablar de los celos ni de fidelidad.

Se es fiel con uno mismo y con los propios sentimientos.

Con el crecimiento interior se logra ser consecuente e íntegro con uno mismo. Sólo desde este lugar de armonía interior se puede fluir un verdadero sentimiento amoroso profundo y puro.

Este estado amoroso pleno es el que se expresa en todos los niveles de la vida, no sólo en el amor de pareja. Uno ama LA VIDA y ama a todos los seres. La fuente de amor está dentro de uno y no necesita que venga a llenarla nadie.

Si has sanado tus propias heridas eres amor e irradias amor.

Sólo así se entra en resonancia y se encuentra quien comparta tu frecuencia de amor. Si logras solucionar todos los mandatos adquiridos con respecto al amor, podrás enseñarle a otro cómo lograrlo también y podrá acompañarte en el camino de explorar juntos las nuevas dimensiones del amor.

Los procesos de transformación son internos y externos. Con tal celeridad se producen los acontecimientos que no hay tiempo para pensar. Estamos en las puertas de un gran cambio, inimaginable para muchos.
Marcela Lerner
 
Por un mundo mejor,...con amor, namaste, Daniel.

sábado, 8 de diciembre de 2012

La Vida


Artículo publicado en La Vanguardia, escrito por la periodista Ángeles Caso


Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas.
O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio.
Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.
  • Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad.
  • Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios.
  • Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno.
  • Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera.
  • Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.
  • Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos.
  • Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante.
  • A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas.
  • A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.
      Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos.
    • Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama.
    • El recuerdo dulce de mis muertos.
    • Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche.
    • El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas.
    • Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
    • También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar.
    • Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno.
    • Un instante de belleza a diario.
    • Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado.
    • No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería.
    • No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada (en un hombre amargado), pase lo que pase.
    • Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí.
    • Sólo quiero eso.
    • Casi nada.
    • O todo.
Por un mundo mejor, con amor, namaste, Daniel.

jueves, 8 de noviembre de 2012

martes, 30 de octubre de 2012

Interesante Terapia

 
Basada en una dieta vegetariana.
En todos los casos les recomiendo consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. Este artículo tiene una función meramente informativa.
Con amor, namaste, Daniel

miércoles, 10 de octubre de 2012

lunes, 27 de agosto de 2012

¿Adoctrinamiento o Educación?

Como nos adoctrinan y como hacer para que se deje de hacerlo.
"Muy poco de lo que pasa en la escuela es verdaderamente importante. Nos enseñan a estar lejos unos de otros y a competir. Padres y maestros no nos escuchan, por todo eso decimos:... ¡BASTA!
La educacion está prohibida.
Os invito a ver una película para que todos crezcamos un poco como seres humanos.
Con amor, namate, Daniel.

martes, 7 de agosto de 2012

Confianza Total



Como han suprimido CONFIANZA TOTAL en you tube y creo que la cultura es un patrimonio de la humanidad y debe ser gratuita les recomiendo que aquellos que tengan ARES se la bajen pues ahí está. No se la pierdan es muy luminosa.
Gracias Jorge por habérmela hecho conocer.
Con amor namaste, Daniel.
Buscar: confianza total

lunes, 30 de julio de 2012

Aclarando que es Amor





1. “La ATRACCIÓN es ciega, no el amor, no hay nada que VEA tan CLARO como el AMOR.” ANTHONY de MELLO.

2.”Si alguna vez das el poder a alguien de hacerte feliz o no, no serás libre, vas a tener miedo, y manipularas, no puedes dejar a esa persona libre porque fu felicidad depende de ella.” ANTHONY de MELLO.

3.”Todo aquello de lo que has estado huyendo y todo aquello que has estado buscando, está dentro de ti.” ANTHONY de MELLO.

4.”La ambición crea tensión, cuando un arquero dispara por placer tiene toda su habilidad, cuando dispara para conseguir una hebilla de bronce, ya se pone nervioso, cuando dispara por un premio de oro, se vuelve ciego, enloquece. Piensa más en ganar que en tirar y la necesidad de ganar lo vacía de poder.” ANTHONY de MELLO.

5. “Donde hay apego, hay una amenaza, donde hay una amenaza hay miedo, y donde hay miedo no puede haber amor, porque siempre odiamos lo que tememos.” ANTHONY de MELLO.

6. “Las canciones de amor son canciones de necesidad, no de amor.” ANTHONY de MELLO.

7. “Detrás de todo apego, hay miedo, y más atrás, hay algún tipo de incapacidad emocional. ¿Por qué nos ofendemos si el otro no se angustia con nuestra ausencia? El hambre de amor sólo refleja la soledad interior y la necesidad de aferrarse a alguien para no perderse.” WALTER RISO.
8. “La ansiedad es el mayor asesino del amor. Hacen que los otros se sientan como si fueran náufragos y se aferran a usted. Usted desea salvarlos pero sabe que le estrangulan con su pánico.” ANAÏS NIN.
9. · “El amor es para quien ha comido y no para el que tiene hambre.” EURÍPIDES.
10. “Los celos, ese dragón que mata al amor con el pretexto de mantenerlo vivo.” HAVELOCK ELLIS.
11. “El amor no guarda registro de las buenas o malas acciones.” ANTHONY de MELLO.
12. “Engarza en oro las alas del pájaro y nunca más volará al cielo.” RABINDRANATH TAGORE.
13. “Me aterra la idea de convivir con alguien que crea que soy imprescindible en su vida. Estos pensamientos son siempre de una manipulación y una exigencia siniestras.” JORGE BUCAY.
14. “El enamorado celoso soporta mejor la enfermedad de su amante que su libertad.” MARCEL PROUST.
15. “Si creo que no podría “vivir sin ti” haré lo que sea para retenerte: me convertiré en alguien que no soy para gustarte, apelaré a la lástima, la mentira y aun la violencia para impedir que te alejes.” JORGE BUCAY.
16. “El amor es como un alto en el desierto, que no se encuentra más que lo que uno mismo lleva.” ANÓNIMO.
17. “Soltando la necesidad de control hay…rendición.
Soltando el dañar hay…perdón.
Soltando la resistencia hay…aceptación.
Soltando la posesión hay… amor.” FACUNDO CABRAL.
18. El egoísmo es exigir que el otro haga lo que tú quieras. El dejar que cada uno haga lo que quiera es amor. En el amor no puede haber exigencias ni chantajes. ANTHONY de MELLO.

Con amor, namaste, Daniel.


lunes, 23 de julio de 2012

Amor – Ayün (aiñ)



El siguiente escrito lo he recibido de una amiga muy especial con motivo del día del amigo que se festeja por otras latitudes, y quiero compartirlo con Uds.,...que en cierta medida también son mis amigos.
Amor – Ayün (aiñ)
La magia y el significado místico de la palabra amor-ayün en la lengua Mapuche.
Hablar en mapudungún con relativa conciencia del significado es hacer hablar a la sinfonía de los elementos del agua, de la tierra, del cielo y del fuego. Por lo tanto pronunciar una palabra indígena equivale a poner a danzar todas las cosas.
Todo sonido articulado es una energía invocadora de movimiento, cuyas ondas centrifugas terminarán por afectar hasta los bordes más lejanos del universo. Y con mayor razón si se trata de la palabra ayün (ó aiñ) : amor.
El termino ayün en mapudungún no tiene sinónimos al modo como en el castellano le asignamos al amor, intercambiándolo por otros términos, como "afecto", "querer", "aprecio".
El mapudungún no necesita de sinónimos porque cada palabra es un mundo, cada palabra es en sí misma un poema.
Aquí amor -ayün, es exactamente lo que significa: amor y no otra cosa parecida.
Ayün "amor" encierra tres nociones básicas en su raíz. Significa "belleza", "un tipo especial de luz" y "transparencia".
El amor sería una forma de iluminación solar, una suerte de amanecida para el espíritu, una especie de recuperación de la aurora interna, un estado de renacimiento esperanzador (como lo es toda madrugada) en donde la claridad de las certezas traspasa la realidad y hacen transparente la opacidad artificial de las cosas.
El que ama, aquel que se ha enamorado, es decir, aquel que ha dejado amanecer su sol interno despejando las sombras de su noche, ve en el otro y en las otras cosas, la maravilla de sus propias luces irradiantes, así como la clara verdad de sí mismo vista y puesta delante de sí.
Es aquel que contempla y aprende de su propia naturaleza, al verla reflejada en las superficies de los otros, que no hacen otra cosa que hablarle de sí mismo para ubicarlo en el correcto lugar en su afán de perfección. Además tal esfuerzo de auto observación a través del "sentimiento espejo", conducirán al amante a la total apertura, a una humilde sinceridad interna, a un estado de total transparencia.
Y esta transparencia lo moverá desde adentro a una verdadera entrega.
Finalmente tal entrega lo tornará compacto e indestructible como el cristal. Porque ¿que se le podría arrebatar o matar a la esencia de un cristal aliado al poder del sol naciente?
Por lo tanto, el amar a alguien, el amar una verdad, una causa, una tierra, un ideal es la ocasión por la cual el espíritu puede iluminarse y ser capaz de vencer el velo oscuro de la muerte.
El significado de la palabra Ayün la lengua mapuche es más completo y abarcante que solo el significado que le damos a la palabra amor.
Significa: 'Mis ojos están abiertos a tu LUZ interior' y eso, de por sí, ya es un milagro.
FELIZ DÍA, mis amados amigos y gracias por (dejarme ver) el resplandor de sus almas...!

Con amor, namaste, Daniel.

jueves, 19 de julio de 2012

Dá todo el amor que puedas...Todo lo que hagas a los otros te lo haces a tí...


Alejandro Corchs, hijo de desaparecidos en la operación Cóndor
Tengo 36 años. Soy uruguayo. Soy hombre medicina. Estoy casado y tengo dos hijos (4 años y 9 meses). ¿Política? Libre. ¿Dios? Gran Espíritu, le llamo yo. Mi padre y mi madre fueron secuestrados, torturados y asesinados. Sufrí y albergué rencor, pero hoy me siento en paz.

Camino Rojo
Transcribo su historia tal cual: me parece hermosa. Corchs ha sobrevivido psicológicamente a una orfandad de padre y madre causada por la bestia humana. Y lo ha conseguido dejándose acunar por lo que llama Gran Espíritu, que le ha mostrado lo sucedido con sus padres desaparecidos... Datos oficiales han confirmado posteriormente aquella visión. Corchs era un joven desquiciado y esta vivencia le pacificó: ¡bienvenida sea! Feliz y tranquilo, hoy imparte talleres del Camino Rojo, chamanismo indio norteamericano, como explica en El camino a la libertad (Ediciones B), aplicable también a las parejas: "En una pareja, cuando uno de los dos gana..., los dos pierden", me enseña.

"La voz me dijo: 'Ahora sabrás lo que le pasó a tu madre'"

Qué pasó con sus padres?
Entraron los militares en casa, los secuestraron, los torturaron durante semanas en una celda, los asesinaron y sus cuerpos no han aparecido.

¿Qué militares?
Los de la operación Cóndor, un acuerdo de las dictaduras del Cono Sur para eliminar a personas que consideraban subversivas.

¿Lo eran sus padres?
Huidos de la dictadura uruguaya, trabajaban en Argentina sin activismo político. Nací yo, y sólo querían criarme tranquilamente. Pero aquel día todo terminó para ellos...

¿Qué recuerda de aquel día?
Nada. Yo tenía un año y nueve meses. Crecí y culpé a mis padres por no estar conmigo.

¡Pero no fue culpa de ellos!
Mis abuelos me contaron que habían volado a España y que no podían volver...

¿Por qué le contaron eso?
Para apartarme de lo sucedido. Un día nos visitó una amiga de mi madre, de Zaragoza, y le pregunté: "¿Por qué mi madre no me quiere? ¡Tú vienes a verme y ella no!".

Buena pregunta.
Rompió a llorar, se arrodilló y me contó toda la verdad. Yo tenía ocho años y me entristecí y alivié a la vez. Y necesité saber más.

¿Y averiguó algo?
Que mi madre chilló para que los militares no se me llevaran también. Los militares no querían escándalo y permitieron que mi madre me dejase con un vecino. Ese vecino sabía que los militares volverían a buscarme...

¿Sí? ¿Para qué querrían un bebé?
¡Para regalarme a alguna familia del régimen! Volvieron y no me encontraron: el vecino contó a los militares que unos familiares habían venido a recogerme..., y le creyeron. Pero me había entregado a otro vecino.

¿Qué pasó con usted?
Mis abuelos me localizaron, me ocultaron, me sacaron clandestinamente de Argentina. Me crié en Uruguay. Siempre lloraba...

¿Se politizó al conocer la verdad?
A los trece años se hizo pública mi historia y varios partidos me quisieron, pero yo dije: "La política ya salió muy cara en mi familia".

Y se apartó de la política.
Fui dj en la radio musical, gané dinero, alcancé popularidad, coche, muchas novias...

Qué bien.
Era incapaz de comprometerme con una mujer. ¡Hoy sé por qué! Dentro de mí, temía ser abandonado por una mujer... como siendo bebé. ¡Por eso tenía varias mujeres!

¿Y le preocupaba eso?
Sentía que algo no estaba bien dentro de mí, aunque afuera pareciese que sí. Entonces me quedé sin trabajo, y me deprimí, enfermé... Seguí un tratamiento, hasta que mi psicoterapeuta dictaminó: "Yo ya no puedo hacer más: a ti te curarán los indios".

¿Qué indios?
Poco después, un chamán indígena me indicaba el árbol bajo el que debía pasar varios días en soledad y ayuno casi total...

¿Para qué?
Quise probar. Y resistí. A la quinta noche, estando acostado, oí una voz en mi cabeza: "Ahora sabrás lo que le pasó a tu madre".

¿Se asustó?
No. Me desplacé por túneles subterráneos hasta desembocar en una celda, tumbado boca arriba, y sentí lo que mi madre sintió...

¿Y qué sintió?
Dolores terribles mientras la violaban durante días, con un único pensamiento: "¡Dios mío, que mi niño esté bien, que no le pase nada a mi hijito, cuánto le amo!".

Qué espanto.
Y una voz iba contando meses de mi edad: al llegar a "dos años y dos meses y medio", sentí un gran dolor, la luz del techo bajó... y fin. Y volvió la voz: "Ahora, tu padre".

¿La muerte de su padre?
Aparecí en otra celda, sentí lo que sentía él: dolor físico y este solo sentimiento: "¡Que a mi esposa y a mi hijo no les pase nada!". Luego la cuenta: "Dos años y tres meses". Dolor de huesos quebrados, agua que me sube hasta la cabeza... y una luz y luego la paz.

¿Le cambió esa experiencia?
Entendí que no había sabido conectarme con el amor de mis padres, que había vivido con rabia y rencor. Me abracé a su amor y me perdoné. Hoy vivo en el amor.

¿Se ha reconciliado con la vida?
Sí. Hace pocos años, el vicepresidente me dio un documento que reconoce la tortura de mis padres y que resistieron hasta el 2 de mayo de 1978. Yo le solté: "¡Según mi fuente, mi padre murió quince días después!".

Es lo que su visión le reveló, ¿no?
Extrañado, rebuscó en los archivos y tuvo que rectificar: "Su fuente tiene razón, ¡ha habido un error! Aquí veo que su padre fue arrojado al Río de la Plata el 16 de mayo". ¡Los huesos rotos, el agua que le subía...!

¿Qué haría si hoy se topase con los asesinos de sus padres?
Uno me confesó haber hecho todo eso a otras personas, y me imploró que le perdonase: "Nada tengo que perdonarte: ¡sólo tú puedes perdonarte a ti mismo!", le dije.

¿Cómo es hoy su vida?
Cuento mi historia y ayudo a otros a vivir de acuerdo con la ley del amor.

¿Y cuál es la ley del amor?
Da todo el amor que puedas, pide todo el amor que necesites. Y todo lo que hagas a otros te lo haces a ti... Y, con un proverbio cheroqui, enseño que juzgar no es amar.

Enséñeme el proverbio cheroqui.
"Siempre que señales a alguien... fíjate en que tres dedos están señalándote a ti".

Con amor, namaste, Daniel.


jueves, 12 de julio de 2012

Todo es y no es...




La Gran Vía no es difícil, pero hay que evitar tener preferencias.
La Vía es clara cuando amor y odio no están presentes.
Si haces una mínima distinción, cielo y tierra se separan hasta el infinito.
Estar a favor o en contra es la enfermedad del espíritu.
Si no entiendes el significado profundo de las cosas,
no podrás apaciguar tu espíritu.
La Vía , infinita como el espacio, es perfecta
y nada falta o sobra en ella.
Al desear o rechazar las cosas
no las vemos como son.
No busques el mundo de los fenómenos,
No te apegues a la vacuidad.
Permanece tranquilo y sin esfuerzo en el Uno
y esas ideas desaparecerán por sí solas.
Cuando quieres estar en la quietud,
ésta engendra actividad.
Si estás en un extremo o en otro,
no podrás conocer el Uno.
Si no permaneces en la unidad de la Vía,
La actividad y la quietud llevan al fracaso.
Si consideras sólo la existencia de las cosas, no ves su vacuidad.
Si te asientas en el vacío, no ves la realidad.
Pensar y hablar sobre ello nos aleja de la vía.
Si abandonamos el pensamiento y el habla, no habrá verdad que no se pueda alcanzar.
Retornando al origen encontramos el significado,
pero si vas tras las apariencias te alejas del origen .
Si aunque sólo sea un instante realizamos la mirada interior,
fenómenos y vacío podrán ser transcendidos.
Si nos parece que el mundo cambia incesantemente
es debido a nuestra ignorancia.
No se trata de buscar la verdad,
sólo hay que dejar de tener prejuicios.
No te asientes en la dualidad.
Evita seguir opiniones duales.
Si consideras “correcto” o “incorrecto”,
te deslizas en el mundo de los opuestos y el espíritu caerá en la confusión.
Todo lo dual proviene del Uno,
pero no te apegues al Uno.
Cuando el espíritu se unifica sin apego,
los fenómenos son inofensivos.
Cuando los fenómenos son inofensivos
dejan de existir y con ellos el espíritu.
El sujeto existe porque hay objeto.
El objeto existe porque hay sujeto.
Sujeto y objeto se desvanecen.
En verdad, no son otra cosa que vacío.
En la unidad del vacío,
sujeto y objeto son indistinguibles y contienen el mundo entero.
Si no haces ninguna distinción entre grosero y sutil,
permanecerás alejado de los prejuicios.
La Gran Vía no es fácil, no es difícil,
pero la duda y la prisa son grandes obstáculos.
Apegarnos a la Gran Vía es caer en el error.
Deja que las cosas sigan su propia naturaleza.
Si dejas que las cosas sean a su manera,
no habrá ir ni venir y, libre, estarás tranquilo.
Cuando el pensamiento se enreda en juicios,
no vemos la verdad de las cosas y engendramos sufrimiento.
La confusión y el malestar cansan el espíritu.
¿Para qué desear esto o no querer aquello?
Para ir por el Camino único deja los prejuicios contra el mundo de los sentidos y de las ideas.
Cuando lo aceptes plenamente, alcanzarás la iluminación.
El hombre sabio no se obstaculiza a sí mismo,
pero el ignorante se encadena con el amor y el odio.
Las cosas del mundo no saben de discriminaciones.
Buscar el espíritu con la mente que distingue es el gran error.
Quietud e inquietud son ilusorias,
En la iluminación no hay apego o aversión.
La dualidad surge de nuestras deducciones.
¡Que ganancia y pérdida desaparezcan para siempre!
Si nuestros ojos no duermen, no habrá sueños.
Si el espíritu no se pierde en discriminaciones, la esencia única.
Cuando vemos la esencia única en todas las cosas,
nos liberamos de todas las ataduras.
Al ver todas las cosas con ecuanimidad,
regresamos a nuestra naturaleza original.
En nuestra naturaleza original
nada puede ser comparado.
Movimiento y reposo desaparecen.
La dualidad deja de existir.
Cuando la dualidad desaparece, la misma unidad desaparece.
Nada puede describirlo.
Las dudas se desvanecen y la fe verdadera reaparece.
Sin aferrarnos a nada, libres.
Todo está vacío, claro y luminoso por sí mismo.
Este mundo, en el que las cosas son tal cual son, el intelecto no lo alcanza.
En él no hay yo ni otros.
Para experimentarlo basta con “no dos”.
Todo es idéntico y está contenido en la no dualidad.
Los sabios saben esto.
Ni existente, ni no existente.
En todas partes y siempre delante de nuestros ojos.
Lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande
son lo mismo. Sin límites.
La existencia es la no-existencia.
La no-existencia es existencia.
Uno en todas las cosas.
Todas las cosas Uno.
Si comprendes esto,
no te preocuparás por la imperfección.
La fe es no-dos.
Lo que no es no-dos no es el espíritu de la fe.
Más allá del lenguaje,
Ni pasado, ni presente, ni futuro.
Seng-Ts’an

Con amor, namaste, Daniel.